Las Leyes Marítimas

Muchos hispanos se ganan la vida trabajando en barcos pesqueros en los mares de Alaska. Ese tipo de oficio, uno de los más peligrosos del mundo, es un desafío físico y mental. Debido al intenso peligro las leyes marítimas dan gran protección a los que se enferman o lesionan trabajando en barcos.

Todo trabajador que se enferme o lesione durante su empleo, no importa quién tenga la culpa, tiene derecho a recibir compensación para la renta, comida y tratamiento médico. Ésos pagos los recibe mientras no esté listo para regresar al trabajo, o hasta que el tratamiento médico ya no lo pueda ayudar. El trabajador también tiene derecho a que le paguen los ingresos perdidos del viaje aunque el accidente haya sido culpa suya. Los dueños del barco, o su seguro, están obligados a hacer ésos pagos. Si no lo hacen el trabajador puede confiscar y vender la embarcación y recibir los pagos del resultado de la venta.

Si el accidente es culpa de la compañía, el trabajador también tiene derecho a compensación por salarios perdidos pasados y futuros. Además puede recibir compensación por su sufrimiento y dolores (pérdida del disfrute de su vida normal). Si el trabajador muere, sus herederos pueden recibir compensación por su fallecimiento. Para ganar este tipo de casos hay que probar negligencia de los oficiales del barco.

Tanto el dueño como el operador del barco tienen el deber de proveer a sus empleados con un buque seguro. Si hay algo peligroso en el barco, como maquinaria descompuesta o pisos injustificadamente resbalosos, y el trabajador se accidenta debido a esas condiciones, el dueño está obligado a compensarlo por sus lesiones. Si el dueño no paga, el barco puede ser confiscado y vendido.

Muchos hispanos se accidentan trabajando en los mares de Alaska. A veces por problemas de idioma o porque el capitán no quiere perder tiempo, un trabajador herido no recibe el tratamiento médico apropiado. A muchos los regresan a Seattle o a California y una vez allí los abandonan y no reciben sus salarios ni tratamiento médico.

Si usted se lastima durante su empleo en un barco pesquero es IMPORTANTE TENER LOS NOMBRES DE TESTIGOS Y REPORTAR EL ACCIDENTE INMEDIATAMENTE A SU SUPERVISOR. Si no recibe pronta atención médica y los pagos por renta y comida estando incapaz de trabajar, LLÁMENOS LO ANTES POSIBLE para que no pierda la protección a que tiene derecho por ley.

Glenn K. Carpentertiene su bufete cerca de Kent, Washington y se concentra en accidentes de automóviles, marítimos y todos lesiones personales. También ejerce en casos de acusaciones de delitos.

Law of the Sea

Many members of the Hispanic community earn their living working aboard fishing vessels off the coast of Alaska. This type of work is very physical and mentally challenging. It is also one of the most dangerous jobs in the world. Because of the danger, the law of the sea offers many protections to those who […]